Obras hidráulicas en Granada

Movimiento de tierras en obras hidráulicas

El movimiento de tierras es un paso fundamental y necesario previo a la ejecución de obras hidráulicas. Estas obras constituyen aquellas estructuras destinadas para garantizar el abastecimiento de agua potable a la población. A lo largo de la historia de la humanidad, muchas han sido las culturas que se han dedicado a la construcción de este tipo de obras, algunas de las cuales aún hoy perduran.

¿Qué son las obras hidráulicas?

Para poder disponer de agua potable, se debe contar con las infraestructuras necesarias, denominadas obras hidráulicas. Estas cumplen con diversas funciones dentro del ciclo de abastecimiento del agua y se clasifican según dichas funciones. Las estructuras de abastecimiento pueden ser acueductos, canales o captaciones. Otras como los depósitos, balsas, presas o estaciones de bombeo están consideradas como estructuras de almacenaje, mientras que las de distribución están constituidas por acequias, canalizaciones y tuberías. Por último, las de vertido están compuestas por conducciones.

Las obras hidráulicas también pueden clasificarse según sean lineales o singulares. Las lineales están constituidas por tuberías, canales, colectores, acequias; mientras que las singulares son balsas, edificaciones, depósitos, entre otras.

¿En qué consiste el movimiento de tierras en obras hidráulicas?

Consiste en preparar el terreno adecuadamente para poder comenzar con la ejecución de cualquier obra de construcción. Juega un papel fundamental en la construcción de este tipo de obras que, por su importancia y debido a que deben cumplir con una serie de normas de seguridad, suelen ser trabajos de una enorme envergadura. Además, suele ser necesario construir en terrenos de diferentes características.

Antes de proceder a este movimiento de tierras, es necesario estudiar cuidadosamente dichas características del terreno, de manera que la ejecución de la obra se haga con total seguridad y efectividad, aprovechando los recursos disponibles y utilizando sabiamente tiempo y dinero.

Al tratarse de una etapa fundamental, las excavaciones deben responder a unos lineamientos, que son las fases necesarias para su ejecución y que garantizan que la preparación del terreno se adaptará a los parámetros de la obra que se va a construir.

Terraplenado

Esta técnica se utiliza para disminuir el nivel del terreno, de manera que pueda coincidir con el plano de arranque de la infraestructura. Para ello, debe hacerse un vaciado o un rellenado del suelo.

Compactación

En este paso, se le aplica una enorme presión a la tierra, con el propósito de compactar y densificar la superficie. Al ejercer presión de unos granos de tierra contra otros, se elimina y se desplaza el aire contenido en el suelo para darle solidez.

Desmonte

El desmonte es reducir la cota del terreno. Esto se consigue rebajando su rasante.

Desde Excavaciones en Granada realizamos excavaciones y movimiento de tierras en Granada con total seguridad y eficiencia. Contamos con la maquinaria adecuada y con expertos operarios para manejarlas. ¡Contacta con nosotros!

excavaciones duarte

Sin comentarios

Añadir un comentario